Siempre te recordaremos

 

Venus en las Plyades

Publicado el 30 marzo, 2012 por bitacoradegalileo

A excepcin de la Luna, Venus, El Lucero del Alba, es el astro ms brillante de la noche. Cuando adopta la suficiente separacin angular del Sol, visto desde nuestro planeta, es una magnfica visin en los cielos del crepsculo, particularmente cuando coincide en la misma regin con otros astros, ofrecindonos entonces espectaculares paisajes celestes, a los que ms bien cabra calificar de celestiales, tal es su belleza.

La referida separacin angular del Sol (que los astrnomos llaman elongacin), precisamente, ha alcanzado su mximo en estos das (escribo durante los ltimos das de marzo de 2012), cuando en el momento del ocaso de la estrella, Venus an presenta una altitud superior a los 44 sobre el horizonte del oeste, ms que suficiente para admirarlo con tiempo y detenimiento. En los das sucesivos conservar unas excelentes condiciones de observacin.

Adems, la presencia de Jpiter en la regin ha permitido que durante todo el mes de marzo haya sido posible su avistamiento con pocos grados de separacin entre ambos planetas, hasta culminar en la preciosa conjuncin de los das 12 y 13, que los acerc a slo 3 uno del otro, y que recogi la fotografa de Marek Nikoden, desde la localidad de Szubin (Polonia). La hija del fotgrafo aparece entre los dos planetas en la imagen. Hay que anotar que Jpiter es el siguiente astro ms notable de la noche, el que sigue a Venus en el orden de brillo.

Por si fuera poco, la presencia de la Luna nos ha permitido reunir en una sola imagen a los tres astros ms brillantes del cielo nocturno, hasta en un par de ocasiones, los das 26 de los meses de febrero y de marzo. Slo el Sol brilla ms que estos tres cuerpos. La Luna, recin nacida, nos ha mostrado las dos veces su luz cenicienta, es decir, el reflejo de la Tierra llena sobre la superficie oscura del satlite, como nos explic Leonardo da Vinci, aunque yo no pude captarlo en esta imagen.

Ahora, Jpiter pierde altitud cada da, en el momento del anochecer, y se encamina a posiciones en los que no ser visible durante un tiempo, por su proximidad con el Sol, en compaa de los cuatro satlites descubiertos por Galileo Galilei, hasta que en el prximo otoo reaparezca por el cielo del este, ya en la Constelacin de Tauro, aunque ser posible avistarlo en la madrugada mucho antes, pues en julio protagonizar otra conjuncin con Venus, esta vez en el este. En la fotografa, de arriba abajo, Calisto, Ganmedes, Jpiter en el centro, y debajo del planeta aparecen Io y por fin Europa.

Pero el progresivo alejamiento de la regin del gigante joviano y su prxima desaparicin del escenario no supone el final del espectculo, pues enseguida asistiremos al ms bello, en mi opinin, de todos ellos: La cita de Venus con las famosas Plyades.

Las Plyades, clasificadas en el Catlogo Messier como M45, conocidas popularmente como Las Siete Cabritas y tambin como Las Siete Hermanas, es un cmulo abierto (o cmulo galctico) compuesto por unas 500 estrellas jvenes y calientes, que se sita a unos 400 aos-luz de distancia, en direccin a la Constelacin de Tauro, y que es posiblemente el objeto ms hermoso de su clase, y tambin el ms conocido. Puede verse a simple vista, desde prcticamente cualquier lugar de la Tierra, a excepcin de algunas bases cientficas ubicadas en la Antrtida. Su situacin a slo 5 de la eclptica le hace protagonizar frecuentes conjunciones con diversos planetas que aparecen por all, pero an es ms frecuente la presencia de la Luna en sus ms de 110 minutos de grado de dimetro aparente.

La irrupcin de Venus en su espacio areo (permtaseme la expresin) es un acontecimiento ciertamente inusual, aunque no inslito, pues tiene lugar cada ocho aos. Viene a resultar que cinco rbitas venusianas alrededor del Sol coinciden con ocho de las terrestres, as es que pasado ese tiempo el llamado Lucero del Alba repite su posicin con respecto a nuestra perspectiva, presentando la misma elongacin y tambin la misma fase y su visita a Las Hermanas, ciclo que ya era conocido por la Astronoma maya. Las prximas conjunciones, en 2.020 y 2.028, sern an ms notables.

La efemride se repite tambin en las mismas fechas, alrededor del da 3 de abril, como en esta ocasin, aunque desde el da anterior, 2 de abril, el acercamiento de Venus y M45 es ya muy notable, y lo ser todava ms si se observa desde el continente americano, como se aprecia en el grfico superior, de la revista estadounidense Astronomy, pues la diferencia horaria habr dado tiempo a una mayor aproximacin del planeta. Desde Cdiz, y en general desde toda Europa, el momento ms apropiado ser el anochecer del da 3, prximo martes, poco despus de las 22:00, hora local, cuando la conjuncin an conservar ms de 26 de altitud sobre el horizonte y la luz crepuscular haya desaparecido por completo, dando lugar a la noche total. Afortunadamente, la Luna estar en el sur, bastante lejos de nuestro escenario.

La localizacin del evento no ofrece dificultad alguna. Bastar con dirigir nuestra mirada hacia el oeste, y all encontraremos el brillo delator de Venus, muy superior al de Jpiter, que adems se situar mucho ms bajo sobre el horizonte. El resto de los astros presentes en la zona son estrellas mucho ms tenues que el de Venus. Si usted observa desde el Hemisferio Norte, podr ver a la Constelacin de Orin a su izquierda, con las populares Tres Maras (El Cinturn de Orin). La gigante anaranjada Aldebarn (Alpha Tauri) adopta una posicin intermedia entre estas estrellas y la conjuncin.

Desde el Hemisferio Sur, Orin y Las Tres Maras estarn mucho ms altas que Venus y M45, en el noroeste. Aldebarn, como ocurre en el Hemisferio Boreal, tambin se interpone entre ambos. Jpiter estar ms a la izquierda. En esta mitad austral del planeta conviene iniciar la observacin mucho antes.

Pero enseguida nos encontraremos con un problema: El intenso brillo del planeta nos deslumbrar y har imposible que se pueda ver al cmulo. De todas formas, aunque Las Plyades se distinguen a ojo desnudo, su notoriedad no es suficiente para disfrutar de ellas en plenitud sin ayuda ptica. Recurriremos, por tanto, a la ayuda de unos pequeos binoculares, que sern suficientes para distinguir a un buen nmero de estrellas. Tambin, un pequeo telescopio ser til, pero cuidando de no aplicar demasiados aumentos, que disminuirn la amplitud del campo aparente abarcado, y no sern suficientes para ver a todo el cmulo, junto con el planeta.

ste aparecer en cuarto menguante, pues en estos momentos se aproxima a nosotros, ofrecindonos cada vez una parte menor de su superficie iluminada por el Sol. Hace unos das pude captarlo con poco ms de la mitad, que ahora ser mucho menor. Es recomendable usar filtros para su estudio. Los mejores sern los de densidad neutra, y todava mejor, un filtro de polaridad enfrentada, tambin llamado de doble polarizacin. An as, el planeta aparecer entre brumas, debido a la densa atmsfera que lo rodea.

Que tengan cielos despejados y una feliz observacin!

Volver al principio del artculo.

Volver al principio de la bitcora.

Ir al ndice Temtico.

Subscribe

?
marcianito
250px-Galileo.arp.300pix